Roberto Vega denuncia que la burocracia judicial le impide cremar a su hermana

Afirma que hace 8 meses que va a la Fiscalía sin obtener respuesta. Las pericias finales no se pudieron hacer por “falta de insumos”. La morgue del cementerio local no pudo recibir el cuerpo.
Estela María Vega tenia 41 años. Falleció el 1 de agosto del año pasado en lo de sus padres, en Barrio Jardín, enfrente decementeriosu hijo de 8 años, mientras estaba limpiando la habitación.  Roberto, su hermano, afirmó que se caratuló su muerte como “síndrome asficticio”, agregando que “según mi información esta calificación corresponde a una muerte no traumática”.
Luego de que la familia llamase al servicio de emergencias en el número 107 e intentase infructuosas maniobras de reanimación, intervino personal policial de la comisaria de Villa Ponzatti en conjunto con la policía científica. En ese entonces, los familiares de María expresaron la voluntad de cremar su cuerpo, a lo que los oficiales respondieron que aquello era “inviable ya que sus restos debían ser sometidos a procedimientos periciales para determinar las causales de su muerte”, comentó su hermano..
A partir de allí la familia comenzó a atravesar una odisea. En principio,  en la morgue del cementerio local, se les informó que el cementerio no contaba con las instalaciones para albergar el cuerpo, “razón por la cual nos vimos en el apremio de recurrir a una cámara mortuoria de un cementerio privado en Hudson, cuyo alquiler es de $400 al mes”.
Por otra parte, contó Roberto, desde la UFI Nº 2 a cargo de Betina Laqui, las contestaciones sobre el avance del proceso sobre el cuerpo de María “se redujeron a la indeterminación absoluta respecto de los plazos que requerían los procedimientos”.
En vísperas del año nuevo, pasados 5 meses del fallecimiento, “desde Asesoría pericial se nos dijo que no contaban con insumos para realizar la última pericia de naturaleza química”.
Luego de esta nueva noticia, la familia Vega se movilizó para buscar apoyo de instituciones y particulares para lograr que se destine  “una mínima partida de insumos para que pudiera practicarse el 24 de diciembre la ultima pericia”.

Sin mejores resultados obtenidos, la familia volvió a visitar la fiscalía en la primer semana del 2015. Entonces se les informó que en aquella instancia del proceso debía volver a intervenir la Policía Científica, y que los expedientes que así lo habilitaban estaban siguiendo su curso. Pasado el 20 de febrero, los Vega estaban a la espera de que la instructora de la causa Mariel Roldan volviera de sus vacaciones para que finalmente se expida al respecto.

Pasados 8 meses del fallecimiento de María, la familia Vega sigue a la espera de una definición por parte de la Justicia, Y sin información concreta sobre la fecha estimativa en que finalizaría el proceso. “Lo que debiera ser un duelo natural,  por la burocracia judicial se prolonga de una manera que no tiene ninguna lógica humana”, afirmó Roberto.
ESCUCHAR AUDIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s