La Plata

Vecinos de Villa Castells indignados porque reparten panfletos donde asegura que el agua es potable

-Por Vecinos de Villa Castells-


Indignación en Gonnet y Villa Castells

A DIAS DE UNA ELECCIÓN, EL GOBIERNO REPARTIÓ PANFLETOS DICIENDO QUE EL AGUA ERA POTABLE Y SIN PRUEBA DE LABORATORIO ALGUNA, CERRÓ LA CAUSA JUDICIAL

Por medida cautelar judicial, el gobierno de la Provincia debe repartir bidones con agua potable, hasta que termine la obra del Acueducto que la provea a los más de 50.000 vecinos habitantes de Gonnet y Villa Castells, que pese a pagar y con aumentos, no cuentan con con el servicio de sus canillas, cómo lo determinó en 2016 el Juez Dante Rusconi.

El acueducto costó 70 millones de pesos que pagaron los bonaerenses, pero pese a los anuncios de inauguración (pese a que las autoridades provinciales y municipales anunciaron en un acto qué iba a inaugurarse en 2017), a hoy, nunca pudo ser inaugurado oficialmente, porque cuando se lo sometió a presión epara realizar las pruebas empezó a reventar, por todos lados, lo cual fue objeto de denuncias y numerosas notas periodísticas, que en su momento, fueron conocidas como la “Zaga del Acueducto” que todos los días agregaba un capítulo por cada lugar donde se reventaba.

La medida cautelar de reparto de agua potable en bidones, nunca se levantó, porque aún no presentó ante la justicia prueba alguna de que el agua haya dejado de ser no potable y prueba de ello, es el hecho de que siguen repartiendo agua potable bidones, pese al costo que tiene, el hecho de que lo que iba a ser una medida paliativa para los 10 meses que el gobierno había dicho que era el plazo de construcción del Acueducto, terminó prolongándose a 3 años y aún siguen repartiendo.

El tema es que hoy, Gonnet amaneció con la sorpresa que sin mediar presentación probatoria en la causa judicial ni análisis de muestras de agua que comprueben su potabilidad, en la mañana de hoy los vecinos se levantaron con panfletos repartidos en sus casas junto a las boletas de los candidatos oficiales.
Esta situación generó una enorme indignación en los vecinos que se dieron cita en la Delegación para manifestar su descontento y que están evaluando reunirse y ver qué acciones pueden realizar ante esto que consideran una total falta de respeto, que se mezcle la cuestión electoral y se especula cuando lo que está en riesgo es el derecho a la salud de más de 50000 habitantes que hoy no tienen agua potable en gonnet, y que muchos de ellos tienen complicaciones de salud por la alta salinidad del agua y por qué la toman igual por no tener dinero para comprarse agua potable y por qué los bidones que reparte el gobierno provincial son insuficientes y se reparten en horarios laborales (a las 10:00 de la mañana y a las 3 de la tarde) y también porque hay gente imposibilitada, anciana discapacitada o que simplemente no tiene auto como para poder ir a retirar los bidones a la delegación.

El hecho se agrava, porque en el día de ayer se conoció que por orden de la gobernadora, una fiscal habría ordenado el archivo de la causa judicial promovida por los vecinos ante la falta de agua potable, lo cual constituye una gran injusticia porque pretenden cerrar una causa donde el Juez determinó mediante análisis que se realizaron en el Laboratorio Biológico Provincial, qué el agua de Gonnet y Villa Castells no es apta para el consumo humano, y la fiscal ordena cerrar la causa, sin prueba alguna de que lo que sale de las canillas hoy sea potable, ya que cerró la causa judicial sin ordenar pruebas de laboratorio en la zona, que puedan demostrar su potabilidad.

Los vecinos de gonnet vienen luchando desde el fallo judicial del 2016 y hoy el gobierno agrega otro capítulo a las mentiras, diciendo en un panfleto junto a las boletas del candidato que repente el agua que hasta ayer era no potable, hoy se volvió potable en un panfleto y se cerró la causa judicial sin más trámite.
Un dato es real y determinante, si el agua fuera potable… Por qué motivo seguirían gastando en repartir bidones de agua potable cómo lo siguen haciendo con el altísimo costo que esto representa?

El grupo de vecinos que lleva adelante la causa, evaluan las acciones a seguir más allá de este golpe de impacto electoral que se pretende, porque lo que les importa y por lo que viene luchando desde 2016 cuando se enteraron que el agua de gonnet no era apta para el consumo, es que la empresa estatal perteneciente al gobierno de la provincia de Buenos Aires, les provea el servicio de agua potable, por el que cobran abultadas tarifas mensuales que promedian los $1800 por mes y que además deben pagar con el aumento del 39% que la Gobernadora autorizó en el servicio que se viene aplicando desde el mes de marzo, conforme fue anunciado en audiencia pública el 8 de enero, en medio de enormes protestas de los numerosos vecinos que se dieron cita ese día provenientes de todos los barrios de la ciudad.

0 comments on “Vecinos de Villa Castells indignados porque reparten panfletos donde asegura que el agua es potable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: