La Plata y el negocio inmobiliario: denuncian nuevos loteos “exclusivos”

/Por Centro de Estudios Desarrollo y Territorio/


EJES NORTE Y SUR

LA OBSESIÓN DEL INTENDENTE: MÁS LOTEOS EXCLUSIVOS, GANAN UNOS POCOS Y PIERDE LA CIUDAD ENTERA

En medio de una pandemia histórica, el Ejecutivo municipal avanza con propuestas de ordenanza que ponen en jaque el futuro de la ciudad. Entre los más preocupantes está el proyecto llamado “Ejes Norte y Sur”, que promueve cambios sustanciales al Código de Ordenamiento Urbano.

En sus comunicados dice apoyarse en “…el intenso trabajo mancomunado que se viene dando a lo largo de este año en el Consejo Único de Ordenamiento Territorial y los amplios consensos alcanzados, sin embargo, las actas de las reuniones no reflejan en nada tamaña actividad y no existen informes o dictámenes fundados. Se trata de una ficción de participación que el Ejecutivo pretende mostrar como aval. Algo similar a lo sucedido entre 2018 y 2019, cuando buscaba aprobar 35 barrios cerrados en esas zonas y luego cambiar ilegalmente el Código por decreto del Ejecutivo y con el mismo fin.

Hoy cuestionamos este nuevo intento que en estos días sería presentado al Deliberativo, porque: 

1. La ciudad no es un Frankenstein. (¿Dónde está el plan?). Se plantean modificaciones para los sectores norte y sur, sin integrar el centro, el oeste, ni el cinturón verde. No se consideran la matriz ambiental, ni las condiciones para el desarrollo productivo, ni el caos en la movilidad… Todo pretendidamente enmarcado en el “Plan Estratégico LP 2030” cuyo contenido profundo no se difunde, pero sí algunos de sus principios: “Ciudad compacta y multicéntrica”, “Acceso universal al hábitat”, “Ciudad sostenible y resiliente” que el proyecto no refleja en lo más mínimo, ya que sigue la lógica de la mera ganancia y sólo propone una zonificación con el fin de valorizar suelo sin servicios. 

2. La superficie de ampliación es totalmente desproporcionada. Se pretende rezonificar más de 1.000 Has. para usos urbanos o residenciales extraurbanos -en grandes lotes-, todo en una única operación. Sin embargo, los estudios diagnósticos del PELP-2030 proyectaron una necesidad estimada de 1.600 hectáreas recién para el año 2050!. Evidentemente, el Ejecutivo sobreestima las proyecciones poblacionales y promueve ampliaciones sin ocupar los vacíos urbanos existentes. Un modelo a medida del negocio inmobiliario pero que genera una urbanización incompleta, cara y que nos cuesta más a todos, sustrayendo sin sentido suelo para usos productivos, recreativos, o de valor ambiental.

3. ¿Dónde está la sociedad? Resulta urgente resolver el hábitat de los grupos de más bajos ingresos, hoy más empobrecidos que antes por la crisis y la pandemia. La planificación tiene la posibilidad de definir sitios y herramientas operativas concretas, para habilitar las no más de 30 hectáreas urbanizadas por año que hacen falta para garantizar suelo servido para planes de vivienda oficiales.  Proponer mecanismos pensados para los sectores medios que podrían acceder a un crédito. Y para los loteadores, reglas precisas que programen el uso del suelo con más detalle que una simple zonificación, incluyendo cómo se ejecutarán y financiarán las infraestructuras, cómo se protegerán los valles de inundación, cómo se dotarán los equipamientos, cuál será el impacto en la movilidad y cómo participará el municipio de las plusvalías inmobiliarias, entre muchos otros aspectos. 

4. No hay acciones ni mecanismos para promover el modelo multicéntrico, todo lo contrario. Creemos que una parte de los casi 200.000 m2. que se construyen por año en el casco fundacional con dinero de ahorristas, debieran encontrar oportunidades en las localidades para dar vitalidad a los subcentros y áreas próximas. Generarían allí más actividad económica y empleo y permitirían reducir los 1,4 millones de viajes diarios, ida y vuelta al centro desde los barrios, que son insostenibles económica y ambientalmente. Otro objetivo esbozado en el PELP-2030 del cual nada se habla en el proyecto.

5. La urbanización y las infraestructuras no son entendidas como dos caras de la misma moneda. Nos encontramos en una situación casi terminal en materia de agua y cloacas. La calidad del agua subterránea y superficial presentan, desde hace mucho, luces amarillas. La región es de las pocas del país que en vez de aumentar su tasa de cobertura de cloacas la disminuye. No se puede pensar el crecimiento urbano sin una respuesta a la infraestructura. Esa coordinación requiere expansiones acotadas y progresivas de la superficie urbana. Si solo un 15% del suelo que se habilita recibiera edificios de hasta 2 pisos, bajaría la necesidad de superficie en un tercio. Seguir pensando en reproducir al infinito urbanización sin cloacas es insostenible, mientras que el sistema en el centro, donde más se construye, está hoy colapsado.

6. Debe incorporarse la defensa de los valles de inundación y todos los espacios necesarios para retener el agua frente a tormentas de mediana severidad. Existe ya un sólido conocimiento sobre el comportamiento hidrológico de la ciudad frente a las tormentas. El Área Protegida de la cuenca del Arroyo El Pescado pide a gritos un profundo plan de manejo y protección. Mientras tanto el Plan de Reducción del Riesgo de Inundaciones (PRRI) encargado el año pasado a la UNLP para defendernos si se produjera un nuevo evento como el que nos afectó tan trágicamente, parece haber sido tragado por el agua, valga la dura ironía.

En resumen, nos oponemos al proyecto “Eje Norte y Sur” que solo constituye una operación para valorizar suelo a la medida de quienes esperan oportunidades de alta rentabilidad, encubre el verdadero debate sobre temas cruciales de la ciudad y contraviene claramente toda la normativa provincial, comenzando por el DL8912/77 y la Ley 14449 de Acceso Justo al Hábitat.

Hacemos un llamado al Ejecutivo para revisar la propuesta, e invitamos a los concejales y muy especialmente a todxs los vecinxs, las organizaciones sociales, los colegios profesionales, las universidades, a adherir a este comunicado con el propósito de abrir la discusión fundada y participación colectiva sobre temas tan sensibles para el futuro de la ciudad.

CEDyT – Centro de Estudios Desarrollo y Territorio

Adhesiones: https://forms.gle/ipc2huLCb9kj5Ee57

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s